Historia

Recordando la Operación Chavín de Huantar

Operación militar del gobierno del Perú para rescatar rehenes de manos de miembros del MRTA durante la Toma de la Residencia del Embajador del Japón

Un 22 de abril de 1997 se llevó a cabo la Operación Chavín de Huántar, operación militar del gobierno del Perú para rescatar rehenes de manos de miembros del MRTA durante la Toma de la Residencia del Embajador del Japón en el Perú en 1997.

Toma de la embajada de Japón

La toma se llevó a cabo el 17 de diciembre de 1996, cuando 14 miembros del grupo terrorista Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) tomaron la residencia del embajador del Japón en el Perú mientras se celebrara el natalicio del Emperador de Japón Akihito. En el momento de la fiesta habían 500 invitados, entre empresarios, diplomáticos, militares y políticos. Los terroristas ingresaron armados y les comunicaron que eran rehenes.

Poco a poco, los terroristas fueron liberando rehenes, hasta quedarse con 72 hombres. A cambio de su liberación, pedían la libertad de 400 miembros del MRTA que se encontraban encarcelados.

La crisis se prolongó hasta abril de 1997, cuatro meses, durante los cuales periodistas de todo el mundo acamparon fuera de la residencia reportando todos los pormenores.

LIMA 22 DE ABRIL DE 1997
En una enérgica intervención armada, denominada Chavín de Huantar, un grupo de comandos integrado por 140 efectivos de élite de las Fuerzas Armadas logró recuperar la residencia de la Embajada del Japón y rescatar a las 72 personas mantenidas como rehenes por catorce terroristas del MRTA desde el pasado 17 de diciembre.
FOTO EL COMERCIO

Operación de rescate

Al principio el gobierno mostró una apertura para la negociación. Se nombró al Ministro de Educación, Domingo Palermo Cabrejos, como negociador en busca de una salida pacífica.

Al mismo tiempo, se entrenaba a una fuerza de operaciones especiales conformada por miembros del Ejército y las Fuerzas de Operaciones de la Marina de Guerra del Perú que debían estar listas para actuar si se optaba por una solución militar. También se reclutó a un número de mineros que construyeron laberintos con múltiples salidas al interior de la residencia. Los túneles tenían una similitud a los templos de la ancestral cultura pre-inca Chavín de Huantar, de ahí el nombre de la operación.

Luego de varios fracasos en la negociación, el Gobierno decide enviar al Comando Chavín de Huantar. A las 3:23 pm del 22 de abril de 1997,  una fuerte explosión dio inicio a la operación: 148 comandos irrumpieron en la residencia a través de los accesos subterráneos.

Todos los rehenes fueron rescatados exitosamente, salvo el magistrado Carlos Giusti, quien fue herido en una pierna y murió debido a una fuerte hemorragia. Dos comandos también murieron. Todos los terroristas fueron abatidos.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

también puedes ver

Close
Close