Mundo

Quién es Al Baghdadi, el oscuro líder de ISIS que Rusia afirma haber asesinado

Abu Bakr al Baghdadi, líder del grupo islamista radical Estado Islámico (EI) cuya muerte fue anunciada varias veces en Siria e Irak, países donde la milicia radical lo proclamó califa, es un misterioso personaje sobre el que existen más dudas que certezas, del que hay apenas un par de imágenes y sobre cuya cabeza pesan una de las recompensas más millonarias del mundo.

Según el canal de televisión Al Arabiya, el verdadero nombre de Abu Bakr Al-Baghdadi es Ibrahim Awad Ibrahim Ali al Badri al Samarrai y se especula que nació en Samarra, Irak en 1971.

De acuerdo con una biografía publicada por sus súbditos, Al-Baghdadi realizó un doctorado en la Universidad Islámica de Bagdad y era un clérigo musulmán en el tiempo que Estados Unidos entró a Irak en 2003.

Hay versiones que aseguran que el líder de EI comenzó sus actividades yihadista desde que Saddam Hussein gobernaba Irak, mientras otras informaciones sostienen que su radicalización comenzó en su etapa como preso en el campo de detención de Bucca, controlado por fuerzas estadounidenses.

Después de ser liberado en 2009, se unió a la milicia radical, originalmente un brazo armado de Al Qaeda, pero con el paso del tiempo fue cobrando su propia fuerza, al punto de separarse del grupo que alguna vez fue comandado por Osama Ben Laden.

16 de mayo de 2010, cuatro años después de la muerte de Al Zarqawi, líder de Al Qaeda en Irak, y un mes tras el asesinato del entonces dirigente de la filial de Al Qaeda en Irak, Abu Omar al Baghdadi, Abu Bakr dio su penúltimo paso de gigante convirtiéndose en el líder del grupo, que en octubre de 2006 se había rebautizado como el “Estado Islámico de Irak” (EII).

La ruptura con Al Qaeda

A la cabeza del EII, su ambición no solo no mermó sino que, tras la desestabilización que siguió a las revoluciones árabes de 2011, se disparó e, irremediablemente entró en conflicto con la del heredero de Osama Bin Laden al frente de Al Qaeda, el egipcio Ayman al Zawahiri, a quien Al Baghdadi llegó a tachar de “pacifista”.

La ruptura entre ambos líderes fue en abril de 2013, cuando Al Baghdadi anunció la unión de su grupo en Irak con la filial de Al Qaeda en Siria (el Frente al Nusra) en una agrupación común denominada “Estado Islámico de Irak y del Levante”.

Esta decisión -desautorizada por Al Zarqawi-, gatilló su total desvinculación del grupo matriz en el comienzo de enfrentamientos con Al Nusra y otras facciones rebeldes sirias, en enero de 2014.

Pero su ruptura con la cúpula de Al Qaeda no sería más que el paso previo para culminar su proyecto: proclamar el califato islámico, abolido oficialmente por Turquía en 1926, del que se tituló califa desde el 29 de junio de 2014.

Su única aparición en público

Pocos días después, coincidiendo con el arranque del mes sagrado de Ramadán, protagonizó su primera y única aparición en público, para marcar la nueva fase de su lucha.

Vestido de negro, pronunció la homilía del viernes y dirigió la oración en la gran mezquita de Mosul, que había caído en manos de sus combatientes el 10 de junio anterior.

Entre sus maestros destacan Bin Laden y el sanguinario Al Zarqawi, quien muchos apuntan como su mentor.

La “última prueba de vida” de Al Baghdadi se difundió en noviembre pasado cuando el EI publicó un mensaje de audio, atribuido al líder yihadista, en el que se arengaba a los seguidores de la organización a que atacara a los apóstatas (el que abandona o reniega de su religión), aunque la autenticidad de este mensaje no pudo ser comprobada.

Fuente: ElMundo

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close