Estar bien

¿Para qué es bueno el ajo?

El ajo se ha utilizado tradicionalmente para mantener y mejorar la salud por diferentes culturas antiguas. El ajo es uno de los remedios caseros y naturales más extendido y usados debido a sus propiedades medicinales.

El ajo, Allium sativum, es muy conocido y usado desde la antigüedad por sus beneficiosas cualidades curativas, entre ellas, la de combatir las bacterias debido a su acción antibacteriana, o para fortalecer las defensas. Esta planta perenne pertenece a la familia de las liliáceas y es originaria de Asia, posee unas flores muy vistosas y de ella utilizamos el bulbo (los ajos).

Entre las propiedades y beneficios más resaltantes que posee el ajo estan:

Contiene Vitaminas A, B1, B2, B3, B5, B6, B9, C y E.

Posee minerales como el potasio, fósforo, calcio, magnesio, selenio, sodio, hierro, zinc y cobre.

La Alicina es un componente del ajo que le confiere propiedades para fortalecer el sistema inmunitario, evitar úlceras de estómago, prevenir el cáncer, mejorar el sistema respiratorio o el cardiovascular.

También contiene Quercitina, un flavonoide muy beneficioso para la salud por sus propiedades analgésicas, antibacterianas, antiasmáticas, antidiabéticas, hepatoprotectoras, antiartríticas, etc.

Mejora las infecciones que se puedan desarrollar en el sistema respiratorio.

Por su acción expectorante descongestiona las vías respiratorias, elimina mucosidad y ayuda a mejorar los casos de bronquitis, gripes y catarros.

Ayuda a depurar la sangre.

El ajo ayuda a bajar la tensión, muy recomendado por tanto para la hipertensión arterial.

Facilita la buena digestión de las comidas.

Tiene propiedades analgésicas, ayudando a reducir el dolor de forma natural.

Ayuda a eliminar el herpes labial aplicado localmente.

Favorece la buena circulación de la sangre, lo cual beneficia a todos nuestro organismo pues éste estará recibiendo correctamente el oxígeno, nutrientes y hormonas que van en el flujo sanguíneo, y todo gracias a su contenido en adenosina y ajoeno.

Reduce la formación de coágulos en sangre, ya que ayuda a fluidificar la sangre.

Mejora las hemorroides.

Mejora el funcionamiento del sistema cardiovascular.

Fortalece nuestro sistema inmunológico.

Posee propiedades antibióticas, siendo un antibiótico natural.

Reduce los síntomas de las alergias estacionales.

Es capaz de eliminar parásitos intestinales como la Tenia o solitaria.

El ajo tiene propiedades antiinflamatorias.

Por su acción diurética el ajo es un remedio natural para la retención de líquidos y nos ayuda a eliminarlos del cuerpo.

Es muy beneficioso para mejorar los casos de gota o ácido úrico alto.

Aplicado externamente en la piel nos ayuda a evitar infecciones, callos e incluso verrugas.

Como verás el ajo tiene muchos usos medicinales. Si te preocupa que pueda dejarte mal aliento después de su consumo puedes hacer algo muy sencillo para evitarlo. Simplemente enjuágate la boca con medio vaso de agua y una cucharadita de bicarbonato, o también puedes masticar unas hojas de menta fresca.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close