Mundo

Mohamed Atta, el egipcio que derribó las Torres Gemelas, hoy cumpliría 50 años

Graduado en urbanismo en El Cairo, perfeccionó sus estudios en Alemania y luego entró a Al Qaeda.

“Quiero verte antes de morir, ya tengo 74 años y vivo con la esperanza de que has sobrevivido”.

Eso dijo hace dos años en una entrevista Bozaina Mustafa Sheraqi, la madre de Mohamed Atta, líder del comando de Al Qaeda que estrelló el primer avión en las Torres Gemelas, el 11 de septiembre de 2001.

Este 1 de septiembre de 2018 Mohamed Atta, protagonista del atentado que cambió la geopolítica del siglo XXI, cumpliría cincuenta años. Y nadie en su entorno cercano lo festeja, salvo su madre. Es más, la mayoría de su familia en Egipto declaró que lo niega y prefiere borrarlo de todo parentesco.

La imagen del Boeing 767 de American Airlines quedó para siempre en la memoria colectiva global: es indeleble para los que la vieron en directo y para todo el que la registró luego en alguna de las tantas repeticiones de esa tragedia en el corazón de Manhattan. Atta comandaba esa aeronave.

Todas las biografías de Mohamed Atta poseen un altísimo nivel de detalle. Y la mayoría traza una construcción similar, y bastante detallada, de su vida.

Por ejemplo, señalan que nació el 1° septiembre de 1968 en Kafr el Sheij, una localidad de Egipto cercana al delta del río Nilo.

Mohamed Atta, piloteaba el Boeing de American Airlines y lo estrelló contra la primera torre del Word Trade Center en 2001.

Y que al poco tiempo se mudó con su familia Guiza, otro distrito urbano, cercano a las Pirámides.

Allí Atta terminó la secundaria y luego se graduó en urbanismo en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de El Cairo. Mientras tanto, estudió inglés en la Universidad Americana, y alemán en el Instituto Goethe de la capital egipcia.

Por ese conocimiento de la lengua, estuvo en Alemania como parte de un intercambio estudiantil con el objetivo de terminar su tesis. Y ese viaje fue una curva definitiva en su vida.

Atta completó su posgrado en urbanismo en la Universidad Técnica de Hamburgo. Y realizó la tesis sobre el casco histórico de Alepo, la ciudad Siria ahora destrozada por la guerra civil.

Tardó cinco años en terminar la tesis y durante ese lapso se trasladó varias veces a la Meca, algo que marcó definitivamente su rumbo combatiente hacia la Yihad.

En 1997 estuvo a Afganistán, en Kandahar, capital de los talibán. Allí lo bautizaron con su nombre de guerra en Al Qaeda: Abu Abdelrahman al Masri.

Donde estudió y se formó Mohamed Atta, el urbanista que se volvería terrorista.

Y desde entonces los planes para los atentados más duros en suelo norteamericano, después de Pearl Harbor, empezaron materializarse.

Atta, con el tiempo, encabezó el escuadrón suicida que detonó el World Trade Center.

​Preparó los ataques junto a sus compañeros de Al Qaeda y la terminó de pulir en Madrid, entre enero y julio de 2001.

Pese a las imágenes del 11 -S , la madre de Atta insiste en que está vivo en la prisión estadounidense de Guantánamo o en alguna otra cárcel de máxima seguridad.

Recientemente circularon rumores que un heredero de Osama Bin Laden, asesinado en 2011, se habría casado con la hija de Atta. Algo que no terminó de confirmarse.

Las ruinas de Alepo, la ciudad siria a la que Mohamed Atta le dedicó su tesis sobre urbanismo antes de unirse a Al Qaeda.

Fuente: agencias 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close