Atenea Kun

Indulto a Fujimori: Navidad negra, futuro gris

Cómo el indulto ha cambiado el balance de poder en el estado peruano

Escribe Atenea Kun

Pedro Pablo Kuczynski, calificado por error como “presidente de lujo”, amargó la cena navideña de millones de peruanos al indultar -según algunos de manera irregular[1]– a Alberto Fujimori. Así, el show de la vacancia, iniciado por el tonto útil de Marco Arana y sostenido por los fujimoristas y sus aliados, habría terminado con un intercambio solapa digno de “amigo secreto”: Kenji ayuda a Citripio[2] y este a cambio indulta al exdictador.

¿Por qué PPK se dejó amilanar? Porque si la punta del iceberg de su embrollo con Odebrecht es tan comprometedora (Sepúlveda era su socio, que no se haga el payaso), lo que se viene debe ser peor. Y antes de ir preso prefiere tranzar con los fujimoristas, que de ninguna manera son sus enemigos, pero que sí lo tienen más agarrado de los huevos que la famosa señora de la playa. Recordemos que, al quedar tercero en las penúltimas elecciones, PPK apoyó a Keiko contra Ollanta, tanto así que en el cierre de campaña de Fuerza 2011 subió al estrado a vociferar que Alberto Fujimori había sido el mejor presidente de nuestra historia[3] y a asustar con el fantasma del comunismo, el cuco favorito de los fujimoristas.

PPK vive la peor crisis de su mandato

No creo que Kuczynski tenga marcadas preferencias políticas. Se contradice tanto que no se le puede definir. Sin embargo, mi impresión es que debe ser agnóstico o ateo, estar a favor de la legalización del aborto, la marihuana y el matrimonio gay, y que su defensa de la derecha apunta solo hacia lo económico. Sospecho que su único interés es hacerse más rico. Fue su ambición de poder la que lo llevó a postular a la presidencia. Y se jodió.

Pero más allá de intentar descifrar el superyó de PPK, y además de la indignación que ha provocado el indulto, la pregunta es: ¿qué sigue en este juego político?

Como señalé en mi columna de julio del 2017 (http://impactonoticias.pe/sobre-el-poder-y-el-indulto-a-fujimori/), estoy convencida de que la supuesta riña entre los hermanitos Fujimori es un montaje. No, no están peleados. Lo repito: es todo un espectáculo malévolo, calculado, nefasto, que los prepara para dar su último zarpazo y tomar el poder de una vez por todas.

Kenji Fujimori y la estrategia naranja

¿De qué les sirve la pelea? Para justificar que Kenji sea el candidato naranja del 2021. Ya saben que Keiko no la hace, menos ahora que se destapan sus vínculos con Odebrecht.  Kenji tocará el corazón de los millennials ignorantes (ojo: no de los hipsters, que son nakers[4]), quizás disfrazado de cantante de k-pop. Solo su supuesta homosexualidad podría hundirlo en un país católico/evangelista y mojigato, pero la puede esconder pactando un “ampay” con una modelo de moda o, si se juega el todo por el todo, izar la bandera LGTBI y conseguir el apoyo de los liberales.

¿Cuáles serán sus próximas movidas? Agudizarán la farsa de la división, Kenji lanzará su candidatura presidencial y Keiko refunfuñará en una esquina con sus allegados. Luego, cuando Kenji pase a segunda vuelta contra el oportunista de turno, fingirán la reconciliación, anunciarán que se unen “por el bien del Perú”, que han aprendido a perdonar, que creen en el arrepentimiento y demás mentiras, para luego ser la dupla ganadora que sume contra su opositor en el balotaje.

¿Y si ganan? Un trío más amarrado que el teléfono-cable-internet de Movistar, conformado por Alberto, Keiko y Kenji nos gobernará. Sí, me imagino a Alberto como un Akihito vulgar saludando desde el balcón presidencial con sus hijos vestidos de gala. Y su ideólogo, tío, compadre, padrino, mentor y confidente (según sea el caso), Vladimiro Montesinos, moverá las cuerdas de los títeres desde el sótano de alguna mansión caleta de Chaclacayo.

[1] http://larepublica.pe/politica/1102235-idl-corte-interamericana-anularia-indulto-irregular

[2] https://es.wikipedia.org/wiki/C-3PO

[3] https://www.youtube.com/watch?v=YDli5LGq3QY

[4] Simpatizantes de No a Keiko

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close