Gastronomia

Frejol colado

Dulce típico de Lima e Ica. En Chincha y Cañete es tradicional comerlo durante el jueves y viernes de la Semana Santa, pero también se consume el resto del año.

Sus orígenes se remontan a la época del virreinato, cuando era conservado en mates o calabazas que eran cubiertas con engrudo y se trataba de uno de los postres más populares de la época.

Su nombre viene de la manera de prepararlo antiguamente cuando, después de sancochar el frejol, se colaba a través de un mantel para de tener una pasta que las cocineras llamadas “colao”. Actualmente se opta por utilizar la licuadora para ahorrar tiempo.

Ingredientes:

2 tazas de frejoles negros

4 tazas de azúcar rubia

1 taza de leche evaporada

2 clavos de olor

2 cucharadas de ajonjolí tostado

1 raja de canela

Preparación

Poner los frejoles a remojar en agua desde el día anterior. Al día siguiente, cocinarlos en agua hirviendo, luego licuarlas. Pasar esa pasta por un colador para eliminar restos de cáscara. En una olla cocinar los frijoles licuados, la leche, el azúcar, la canela, el clavo de olor. Cocinar removiendo constantemente hasta que espese, tome color marrón y se vea el fondo de la olla al pasar el cucharón.

Retirar del fuego y dejar enfriar. Servir en porciones individuales y espolvorear con ajonjolí tostado.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close