Medio ambiente

Estudio señala que las toxinas del tabaco llegan hasta los lugares donde está prohibido fumar

Los expertos advirtieron que todos deben comprender que están expuestos constantemente a esos productos químicos

Según un estudio publicado en “Science Advances”, la prohibición de fumar en espacios cerrados no impide que las toxinas del humo de los cigarros entren a esos lugares.

Un grupo de ingenieros medioambientales de la universidad de Drexel descubrió que los residuos químicos del humo del tabaco “puede encontrar la forma de llegar al aire y circular por edificios en los que nadie ha fumado”.

Esto se debe a que los productos químicos del humo de tercera mano pueden adherirse a partículas de aerosol, lo que les permitiría entrar a ambientes donde está prohibido fumar. 

Así, Michael Waring, profesor de la Universidad de Drexel, indicó que la prohibición de fumar en edificios o en sus proximidades “frecuentemente solo sirve para proteger a las poblaciones no fumadoras del ‘humo de segunda mano’ (fumadores pasivos)”.

Pero, el estudio muestra que “el humo de tercera mano, del que nos estamos dando cuenta que puede ser tan dañino para la salud como el de segunda mano, es mucho más difícil de evitar”.

El hecho de que el el humo de tercera mano pueda adherirse a las partículas de aerosol, a la ropa o lo muebles de un fumador, significa que esos químicos potencialmente tóxicos “se encuentren en lugares que no esperábamos”, señaló Waring.

Los expertos advirtieron que todos deben comprender que están expuestos constantemente a esos productos químicos.

 

Fuente: EFE
Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close