Mauricio Mulder

El voto del Apra: un primer testimonio

Por: Mauricio Mulder B.

Culminada la primera etapa del proceso electoral, analistas y líderes de opinión han esgrimido todo tipo de argumentos para tratar de explicar las peculiares características de nuestra vida política, intentando encontrar visos de racionalidad en nuestra impredecible tarea de tomar decisiones trascendentales.

Como siempre, fueron los últimos días los determinantes finales de un proceso que tuvo “tendencias” que hoy subían y mañana bajaban o viceversa. Los medidores de ese vaivén, vale decir las empresas encuestadoras, fungían de protagonistas principales del discurrir político de los candidatos y del proceso de toma de decisión de los electores. En años anteriores habían fallado tanto y habían sido tan lentos en detectar esas tendencias, que la incredulidad de sus resultados era la moneda corriente de quienes las comentaban.

Los apristas lo sabíamos bien, pues en todos los casos anteriores los resultados finales habían resultado siempre por encima de los vaticinios encuestales.
Eso está vez nos vaticinaron permanentemente un 6% y ese fue el resultado final. Cabe por tanto encontrar una explicación.
En procesos anteriores ya habíamos tenido efectos devastadores. En 1995 y en el 2000 tuvimos 4% y 1% pero eran evidentes las maniobras de la dictadura para implementar un fraude electoral, con el famoso “papelito manda”.

Alan García fue ungido por más de 80 mil ciudadanos inscritos o no inscritos en el PAP, sin que se inscribiera ningún otro candidato para competir con él. Era consciente que a pesar de la enorme obra social cumplida por el gobierno aprista, de lejos el mejor gobierno de la historia del Perú, había un gran antivoto que se había magnificado hasta el paroxismo la política de conmutaciones de penas que efectuó el gobierno.

A través de sus medios de comunicación y de la agresiones directas del gobierno humalista, a través del esperpento denominado “Megacomision” petardearon duro y parejo por cinco años seguidos la figura del ex presidente, a sabiendas que siendo un candidato de polendas, todo aspirante a la silla presidencial, comenzando por la esposa de Humala, tenían como requisito sine qua non apartarlo del camino a como dé lugar.

La lógica de romper el antivoto impulsó decididamente la idea de buscar alianzas. Todos sabemos que cuando se establece una, con el propósito de sumar esfuerzos y votos, se está ante una apuesta arriesgada porque muchas veces se produce un efecto contrario, de allí el dicho de que hay sumas que restan. Pero ese resultado es difícil adivinarlo y es el decurso de la campaña el que lo determina.
A sabiendas de esas dificultades, el Apra y Alan García acometieron el pacto con el PPC con el entusiasmo moderado de saber que partidos institucionalizados, aunque tuvieran problemas internos, podrían marcar la diferencia frente al resto de candidatos que solo son maquinarias electorales alrededor de caudillos, al punto que los símbolos políticos que presentan obedecen a sus nombres de pila y no a conceptos políticos.

En la mitad de la campaña ya se tenían visos de lo difícil que resultaba hacer que lo institucional pesara más que lo personal. La población seguía hablando de votar por fulano o mengano y no por el partido tal o cual. Se planteó la posibilidad de un repliegue, pero se desechó porque se confiaba en la capacidad de la estructura movilizadora de los partidos. Es decir, Alan García, a sabiendas de que el mensaje no se traducía en encuestas, siguió en la brega porque confiaba en la vasta estructura organizada de movilización del partido, el que en los 30 días finales iría a marcar la diferencia en lo que respecta a la radiación de nuestro pensamiento y haría variar las tendencias ciudadanas. Vimos así una proliferación acentuada de actividades, esencialmente mítines, y una presencia muy activa en redes sociales de parte de los segmentos más jóvenes de nuestro colectivo, pero los resultados demostraron que fue insuficiente.
Los mítines empezaron a ser apreciados como anacrónicos, y acartonados. La prensa, especialmente la TV, privilegiaba los instantes noticiosos de las campañas, circunscritos a los detalles relevantes del accionar de los candidatos. Uno que rechaza un sombrero o un chicharrón, otra que entrega dinero indirectamente, otro que lo hizo directamente, otro que carajea en una marcha, otro que es entrevistado completamente borracho en una radio, etc.
La movilización partidaria ya no podía revertir esa tendencia mediática que sirve para que los ciudadanos sepan cómo y quién es el candidato y con eso determinan su voto y no las famosas “propuestas” que muy pocos escuchan.

No se pudo. Y claro, comienza la ola de recriminaciones. Claro, los primeros en reclamar en el Apra son las aves de mal agüero de siempre. Un eterno dirigente interno que ha sido durante 50 años incapaz de escribir siquiera un solo artículo periodístico defendiendo al partido, pretende levantar su voz reclamado. Típico deporte nacional de los que les encanta hacer leña del árbol caído pero que jamás hicieron nada por hacer que ese árbol crezca en medio de un bosque lleno de incertidumbres y adversidades.
Pero como ha ocurrido antes, esos portadores de la mala suerte y la mala leche, pasan. El partido queda. El Apra tiene sucesiones generacionales que lo hacen permanente. Los cuadros juveniles que hoy estuvieron en primera fila en la campaña serán los llamados a asumir los liderazgos de la recuperación orgánica, trayendo sus esquemas juveniles, modernos, inmediatos, rápidos, como el signo de los tiempos. Hay que destacar la presencia decidida de cuadros jóvenes como Evelyn Orcon, Ursula Silva, Arturo Valverde, Álvaro Quispe en Lima, Luis Santamaría y Elias Rodríguez en La Libertad, Adela Córdova en Piura, Belén García en Ica, y muchos otros, que han sumado esta elección a su experiencia y que sin duda irán a asumir la posta generacional que siempre ha caracterizado al Apra.

No quiero dejar de señalar, ya que esta crónica devino sustantivamente en testimonio, mi agradecimiento a las más de 100 mil personas que votaron por mi, muchas de ellas no apristas, que han valorado que en la política es importante decir las cosas con claridad y con sinceridad y que cuando uno es leal a sus principios la ciudadanía lo valora. La esencia del debate político está no sólo en el conocimiento de los temas que se exponen, sino en la seguridad de una conciencia limpia que no puede ser sometida por la acusación recurrente del rival político. Sin manos limpias no hay política auténtica.

Mostrar más

Artículos relacionados

31 thoughts on “El voto del Apra: un primer testimonio”

  1. El personaje que mencionas (“eterno dirigente interno que ha sido por 50 años incapaz de escribir un articulo periodistico defendiendo al Partido ” )..no sera CARLOS ROCA…que fue nuestro Embajador en Italia,en los dos Gnos. del c. Presidente ALAN GARCIA PEREZ..??..Bueno no es de sorprender los que se “sirvieron” del Poder..han sido los que mas atacaron denostando de NUESTROS GOBIERNOS…la lista es muy grande ..Esperamos que el nuevo CEN..y Dirigentes nacionales que salga del Congreso PAP ..logren enrumbar el Partido con miras al Bicentenario..de nuestra Independencia..y el CENTENARIO del APRA..

  2. EL APRA EN SUS DOS GOBIERNOS, NUNCA HA ECHO NADA POR LA GENTE POBRE, BUSCAN EL BIEN PARA ELLOS POR ESO AGRADESCO A DIOS Y A LA GENTE QUE YA NO CREEN EN ESTOS SINVERGUENZAS. LA JUVENTUD DEBE EDESPERTAR Y DECIRLES NO A ESTAS LACRAS SOCIALES QUE SON UNAS RATAS PARA EL PAIZ

  3. Este artículo del compañero Mauricio es solo un conjunto de medias verdades: 1) La alianza con el PPC nació más de un capricho alanista que se veía venir desde el 2012, que del producto del consenso y la democracia interna del partido; por eso la militancia no se sintió identificada con ello y mucho menos comprometida. 2) Los resultados de esta alianza nunca se tradujeron en las encuestas porque, como lo dije antes, la militancia no se sintió identificada con esa alianza y en segundo lugar, porque NO ES VERDAD lo de la supuesta “vasta estructura organizada de movilización del partido”, pues desde que el alanismo asumió la conducción del PAP, la organización se vio reducida a su mínima expresión, al extremo que hay zonas en las que el APRA simplemente hace tiempo que dejó de existir y los dirigentes solo ostentan cargos nominales, ya que no representan ni movilizan a nadie. 3) Alan NINGUNEÓ Y ABANDONÓ LA ORGANIZACIÓN del partido durante todos estos años, en los que hizo y deshizo a su gusto, sin que nadie del CEN o de la Dirección Política lo cuestione y le haga ver sus errores. Todos tuvieron una actitud complaciente con él. 4) Si bien hay algunos cuadro jóvenes que se mencionan, todos ellos más alanistas que apristas, NINGUNO goza de aceptación popular y la prueba está en que ninguno salió elegido, pese a que incluso estuvieron ubicados en los primeros lugares de la lista congresal. 5) Nadie duda las cualidades del compañero Mauricio como congresista y excelente polemista, pero él es una muestra de que cada compañero debe estar ubicado en el lugar que le corresponde, porque cuando asumió la conducción del partido, su gestión fue simplemente desastrosa y de triste recordación; por eso no me lo imagino como candidato a la presidencia, porque él sabe para qué es bueno y para que no.

  4. Buen artículo Sr. Mulder, Yo soy uno de los q voto por usted sin ser aprista, debido a su caracter y la claridad de sus palabras y convicciones. Se necesitan muchas personas como usted Mauricio, en el congreso, y otros mas para su partido para rejuvenecer y darle la vitalidad necesaria al partido Apristas y llegar nuevamente a ser gobierno en su oportunidad. Saludos

  5. Deberían agradecerle al presidente del JNE, le deben su asquerosa existencia a Távara, ése hijo de puta tenía que haber aplicado la valla del 7%. Ustedes son una escoria miserable y ladrona que siempre le ha jodido la vida al Perú. Gracias al cielo que Popy tuvo la oportunidad de decirle todo lo que yo hubiera dicho a ese malnacido de Alan García. Por las puras este perro desgraciado de Mulder viene a decir estupidez y media, en el fondo saben que debieron haber muerto, el golpe más duro fue ver a AGP derrotado, morirá sabiendo que el pueblo peruano lo repudia y que ya no le cree sus cuentazos de vendedor de sebo de culebra.

  6. Mauricio somos abogados de la Católica, cuando las mujeres vivaban por ti, soy aprista,si cabe el término, pero no me jodas ….tú y tu tanta publicidad por la Javier Prado y otra avenidas, bien caras por su puesto, tenías que lograr algo no????

  7. Bueno, es una explicación a la derrota electoral, sin embargo es la interpretación de un miembro de la Dirección Nacional Política y parlamentario, menciono esto sin ánimo peyorativo, de ahí que la lectura se lleva a cabo desde posición privilegiada. Mi opinión desde la perspectiva de un aprista de a pie es la siguiente:
    Para empezar, el análisis contiene algunas premisas falsas y errores de concepción; según el artículo “A sabiendas de esas dificultades, el Apra y Alan García acometieron el pacto con el PPC con el entusiasmo moderado de saber que partidos institucionalizados, aunque tuvieran problemas internos, podrían marcar la diferencia frente al resto de candidatos que solo son maquinarias electorales alrededor de caudillos, al punto que los símbolos políticos que presentan obedecen a sus nombres de pila y no a conceptos políticos. “; el pacto requería un consenso más amplio al interior del Partido, las bases desaprobaron aquella decisión de Alan García, prueba de ello es la diferencia de votos entre la lista congresal y la plancha presidencial, tamaña decisión debió debatirse al interior de “la vasta estructura organizada” del Partido.
    En segundo lugar, sobre que “Alan García, a sabiendas de que el mensaje no se traducía en encuestas, siguió en la brega porque confiaba en la vasta estructura organizada de movilización del partido”; consideremos el proceso electoral regional – 2014; se impulsó los “frentes sociales”, ¿razones? Una de ellas, la organización partidaria era débil o inexistente en muchos distritos y provincias, razón por la cual los candidatos a presidencias buscarían alianzas con otras fuerzas políticas regionales. ¿Resultados? Ningún candidato aprista del “frente social” obtuvo la victoria; recuerdo por ejemplo, Piura, c. Johnny Peralta; Lima provincias, c. Andrés Tello; Junín, c. Nidia Vílchez; Huánuco, c. Jhon Romero; por lo tanto, la veracidad del supuesto sobre la capacidad de movilización del Partido por “la vasta estructura organizada” era dudosa, entonces, caben las preguntas ¿Alan García asumía como cierto que “la vasta estructura organizada” que movilizaría al Apra? ¿La Dirección Nacional Política desconocía la realidad sobre la organización partidaria o ninguno de sus integrantes cuestionó esta concepto? Finalmente, siempre creí en la tradición del “partido – escuela”, que el Apra forma ciudadanos, los debates sobre la estrategia y táctica del movimiento estudiantil universitario aprista en el teatrín del Partido internalizaron en mí el concepto democracia; los CUAs en debates de asambleas tomaban decisiones importantes y sus activistas las ejecutaban porque se sentían identificados con ellas. La democracia interna se fue perdiendo y la imposición ganó terreno, producto de ello un gran sector de apristas no identificaron como suya la candidatura de Alan García.

  8. Mauricio es un buen congresista (polemista), como Secretatio General del P.A.P. lamentablemente tuvo una GESTIÓN DESASTROZA, salio con botellazos y huevazos del último Congreso. menciona nombres de jóvenes que entraron a la lista con cuestionamientos de la militancia, Quispe a pesar de haber manejado programas sociales de envergadura en el Gobierno tuvo menos de 1500 votos, Orcón quien siendo Regidora por Lima, se burló de la Directiva y entró por la ventana a esa Lista, siendo su segunda Postulación no pasó de la cifra irrisoria de 7 mil votos, Ursula Silva una desconocida para las bases del Partido, hasta ahora no se sabe porque le dieron el número 3… muy cercana a Alan dicen… aún así con el número 3 y con toda la exposición que tuvo en medios de alcance nacional donde cada minuto cuesta mucho dinero (no sabemos quien financio ello)… no pudo entrar al Congreso, cuando un número 3 del APRA entra si o si. Luciana Leon, con el último número de la lista entró, estos son los jóvenes de la Cúpula, estos mal formados “cuadros juveniles” con todas las mañas de los viejos que nos dejan en 5% siendo la burla a nivel nacional, son los propuestos por Mulder… Estamos advertidos. Mauricio, dedícate a tu labor Congresal, ya no te metas mas al Partido que mucho daño has hecho.

  9. Los compañeros mencionados han sido candidatos… por lo que es logico han trabajado en sus campañas e indirectente por el partido y algunos de ellos no han salido con votos respetables…a los que se debe mencionar son a aquellos compañeros que sin candidaturas dieron su apoyo incondicional a nuestro glorioso partido… el militante de a pie….

  10. ser apristas, no conlleva a ser complices, palabras q parecen sinceras, sin embargo, hay mucho de vanidad, el aprismo es una doctrina, alan no es un dios, los humanos nacen crecen se multiplican y mueren, el gran error fue endiosar, creer en un idolo de barro, ciertas , dudosas, o mentiras, los narcoindultos, creo yo, yo, fue lo mas asqueroso,que alan garcia, cometio, lo permitio, u , omiio

  11. vi apristas desanimados, zozos…sin elentusiasmo de otras campañas. Observe cupulas indiferentes en el proceso, cada quien para su santo perdieron organización en la campaña siendo blanco de una feroz demolición de periodistas y sus respectivas empresas en su candidato y sus candidatos congresales. Tambien hubieron apristas que animaban a otros votar por otro candidato pero no por el suyo…

  12. Un excelente análisis Mauricio, la esencia del APRA permanece entre los militantes y simpatizantes cómo una impronta indeleble, pues el partido de Haya de la Torre tiene ALMA, tiene ESPÍRITU, tiene CONCIENCIA; tan venida a menos en una nación cómo la nuestra, que se ha dejado envilecer por la constante prédica de la AMBICIÓN y el ODIO… Cabe señalar que mi familia no se encuentra en los padrones del Partido del Pueblo; pero nuestro corazón seguirá siendo APRISTA..! Felicitaciones por volver a ser reelecto gracias al respaldo que obtuviste con el voto popular… Bien merecido pues eres el mejor parlamentario de la República… Permíteme enviarte un fuerte abrazo..! EL APRA NUNCA MUERE..!

  13. Faltó decir algo que ocurre casi siempre con nuestros pobladores latinos: “El pueblo siempre extraña a quien se va; lo añora y espera que regrese cuando siente que lo que esperó con uno gobernante nuevo ty joven no cumple y su gobierno se debilita apesar la fuerza mostrada con la que entró. Una virtud de un “Animal Político” es hacerse extrañar.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

también puedes ver

Close
Close