Nestor Scamarone

El Homo Toledus: una radiografía del “perseguido político”

Escribe Néstor A. Scamarone M.

Parece ser que ninguno de los fósiles de la especie humana hallados recientemente en Etiopía pertenece a la rama <<Cabana Sapiens>>. Para estar seguros, tendremos que esperar a que concluyan las pruebas del ADN.

La hipótesis de Etiopía no es probable, porque los tres cráneos fósiles encontrados tienen sólo ciento sesenta mil años de antigüedad, así que pertenecen a lo que ya era el homo sapiens, pero todavía no han alcanzado la rama aludida, en la cual comenzó a vivir el homo “sapiens corruptus, o sea dos veces sapiens y corruptus”, como por ejemplo “Homo Toledus”, hasta el punto de que alguno de sus individuos aprendió a marchar a USA para ampliar estudios dizque en Harvard,  ADN de títulos, o como se llame la prueba para comprobar la certeza de estos estudios en su real dimensión, con entrenamiento y maestrías en Peñas Gordas u otros recintos parecidos..

 Nuestro Cabana Sapiens Corruptus señaló hoy día a los medios de comunicación: “Hoy día soy un perseguido político y me quieren desaparecer del cuadro para que no impida la próxima elección de Keiko Fujimori”, no sabemos a ciencia cierta si se refería a las pinturas rupestres de las cuevas de Altamira o al cuadro hipotético que su fuerza política y atractivo de genial gobernante, impida las aspiraciones de los candidatos para el 2021 o nuevas elecciones forzadas e inmediatas e inspiradas por él. Me dan arcadas.

Tampoco se ha demostrado que uno de esos fósiles etíopes pertenezca a la tribu “Ecoteva” u “Odebrecht”, aunque no se puede descartar la hipótesis de que vinieran del África neolítico reciente y llegaran directamente hasta Cabana, o sea, el sapiens corruptus ya se hacía evidente, como el “Australopithecus Lavajatus”, aunque la procedencia de  este último, siempre mantendrá la duda de los paleontólogos y antropólogos, por el indefinido desarrollo del cráneo y las características físicas de sus extremidades.

Pero según se cree el “Homo Toledo Cabana”, se trata de un ilustre ejemplar del “homo ex oportunus alcoholicus”, el hombre experto en contradicciones, de destino nómade: recolectores y pescadores, de ahí aquello de “yo conozco mi pescao…”

Durante el periodo comprendido entre los 300.000 y los 200.000 años atrás, el Homo erectus evolucionó hacia el Homo sapiens. Debido al carácter progresivo de su evolución, resulta difícil identificar con precisión cuándo se produjo esta transición, por lo que los científicos se han dividido clasificando los fósiles de esta época como Homo erectus tardío o como Homo sapiens, de ahí la importancia de realizar las pruebas de carbono 14 y de ADN, a fin de llegar definitivamente a saber a ciencia cierta, la época y vinculación entre el “Homo Cabana” con el “Australopithecus Ecoteva – Odebrecht”.

En la cueva de Zhoukoudian, ubicada en el norte de Pekín, se encontraron fósiles de un Homo erectus que, en un principio, fue conocido como Sinanthropus pekinensis (hombre de Pekín); aquí se hallaron pruebas de que el Homo erectus había empleado el fuego y el <<pescao>>. Por otra parte es evidente que existe una diferencia entre los orígenes del “Homo Cabana” y el “Australopithecus Ecoteva – Odebrecht”, aunque hay ciertos indicios de estas diferencias, que representan adaptaciones brasilians a las condiciones ambientales locales, que por lo general se manifiestan en la autodestrucción de tribus, empezando por la rama femenina, se han encontrado cabelleras enormes de color rojo con evidentes indicios de haber sido quemadas… Mmm…

El Homo Toledus, es un fósil mucho más moderno, ya manifiesta el arco de las cejas simulando el acento circunflejo y la voz engolada, es una evolución genética reveladora de que su origen, ya no debemos fijarlo en África sino en las abruptas montañas de Cabana con las características del Homo sapiens corruptus, Existe cierto desacuerdo entre los científicos acerca de si la secuencia de fósiles homininos Cabana eran veraces o por su condición de nómades se volvieron fantasiosos y mentirosos. Desde allí ha realizado algunas incursiones a diversos lugares del resto de las tierras llanas, incluso costeras, con detenimiento especial en praderas suculentas para las carnes y demás licores azules.

Aunque dice “no atreverse a especular”, El Homo Toledus considera que “el que gobierna el país a través del chantaje” es quien “tiene mayoría en el Congreso, los fujimoristas con los apristas”, y que ello supone “un riesgo de que volvamos a caer, otra vez”, en una “falsa dictadura”; plop. Lo que si es más cierto y palpable es que nuestro neolítico de Cabana, pronto cayó en los lazos de cazadores de antiguos fósiles totalmente corruptos y putrefactos, que le destrozaron en poco tiempo todas sus ilusiones de llegar un día a ser jefe de la manada y le comieron los fósiles, que lo alojarán en Peñas Gordas y lo dejaran en la mera cueva vacía o mera calle y sin taparrabo alguno…

 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close