Tecnología

EL FUTURO NOS ESTÁ ALCANZANDO

REFLEXIONES SOBRE LA CLONACIÓN HUMANA A 17 AÑOS DEL “NACIMIENTO” DE DOLLY

Por: LILIANA VICTORIO

Hace unos meses, acompañada por mi hermano mayor fui al recontra co­nocido sótano de Polvos Azules para comprar algunas películas. Al llegar a la ga­lería de videos no teníamos una idea previa sobre qué películas queríamos llevar, por lo que anduvimos un rato entre las tiendas bus­cando algo que nos interesara a los dos. Fi­nalmente, nos pusimos de acuerdo en adqui­rir un film que tuviera un argumento fantástico o de ciencia ficción. El vendedor nos recomendó El Sexto Día, protagonizado por el austriaco nacionalizado estadouniden­se Arnold Schwarzenegger.

La trama de la película se desarrolla en un mundo del futuro, donde no existen ni el ham­bre ni las enfermedades, y donde la clonación es una de las novedosas industrias que per­miten a los habitantes de esa era de bancos de órganos listos para serles trasplantados cuan­do lo necesiten, siempre y cuando dispongan del dinero suficiente. Pero existía un límite, a saber, la Ley del sexto día, basada en las santas escrituras, que no permitía la clonación hu­mana, es decir, la creación artificial de un hombre por el mismo hombre. Esta regla di­vina es violada por una ambiciosa empresa, la cual manipula cromosomas, ADN y todo lo prohibido, a tal punto que realiza reproduc­ciones de hombres, mujeres y niños. Los clona. Y uno de los tantos clonados es Adam Gibson, un sencillo padre de familia, piloto y propie­tario de una pequeña compañía de helicópte­ros en sociedad con su amigo Hank Morgan.

La pesadilla de Gibson se hace realidad el día de su cumpleaños, pues al regresar a su casa para festejar con los suyos encuentra que un hombre idéntico a él (su clon), está dentro de su casa besando a su hija y esposa. Adam, al darse cuenta de lo que estaba sucediendo, sor­prendido y molesto intenta ingresar a su casa, cuando repentinamente unos agentes de segu­ridad de la empresa tecnológica lo interceptan y empiezan a perseguirlo con el propósito de matarlo, pero Adam no permite eso y se fuga con la finalidad de encontrar respuestas.

… mayor ampliación en versión impresa.

Mostrar más

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close