Política

De La Victoria a la Gloria, siempre presentes

El 8 de diciembre de 1987 el tiempo se detuvo en el alma de los hinchas del Club Alianza Lima

Hoy hace 30 años, Alianza Lima enlutó el fútbol mundial tras perder a su plantel completo de jugadores, quienes fallecieron cuando el avión Fokker F-27 que los transportaba desde Pucallpa a Lima cayó sobre el frío mar de Ventanilla minutos previos al aterrizaje en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez.

En el accidente murieron trágicamente 16 futbolistas de Alianza Lima, 6 miembros del comando técnico, 4 dirigentes, 8 barristas, 3 árbitros y 6 tripulantes. El accidente ocurrió cerca de las 20:00 horas. Ningún miembro de la institución blanquiazul llegó a sobrevivir. El único rescatado con vida fue el piloto Edilberto Villar Molina, de quien se dice se fue a vivir al extranjero cuando logró recuperarse por completo.

Todo el Perú se consternó con este oscuro episodio y las labores de rescate comenzaron de inmediato, aunque no tuvieron mucho éxito. Los cuerpos del DT Marcos Calderón, así como los de Luis Escobar, Francisco Bustamente o Alfredo Tomassini nunca fueron encontrados.

El hecho marcó a toda esta parte del continente. Varios equipos extranjeros expresaron su dolor por la muerte trágica de los jugadores íntimos. Inclusive es conocido que ahí nace la hermandad entre Alianza Lima y Colo Colo (Chile), equipo que prestó jugadores para afrontar lo que quedaba del campeonato nacional.

En el accidente fallecieron jugadores como José “Caico” Gonzáles, César Sussoni, Tomás “Pechito” Farfán, Daniel Watson, Braulio Tejada, José Mendoza, César Chamochumbi, Carlos Bustamante, Milton Cavero, Luis Escobar, José Casanova, Alfredo Tomassini, William León y Aldo Sussoni.

A este grupo de jugadores ‘íntimos’ de aquella época se les llamaba ‘Los Potrillos’, por su juventud y por ser considerados los futuros cracks del balompié nacional. Por aquel entonces Alianza Lima luchaba por la punta del Descentralizado y ganaron por 1-0 de visita al Deportivo Pucallpa.

Aún se mantienen las dudas porque, hasta el día de hoy, no existe una versión verídica sobre lo que sucedió con los ‘Potrillos’ y el resto del plantel en ese Fokker F-27 (placa A-560) de la Marina de Guerra del Perú.

Recién en el 2006 se conoció el informe de la Marina de Guerra del Perú, señalando que la nave se vino abajo por un desperfecto mecánico y por la poca experiencia en vuelos nocturnos del piloto.

Lo que resulta sorprendente es que esta teoría recién se pudo conocer 19 años después de la desgracia.

RRT

Mostrar más

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close