DeportesHistoria

24 de mayo 1964: Recordando la tragedia del Estadio Nacional del Perú

Provocó la muerte de alrededor de 320 personas

Ese día se enfrentaban las selecciones de Perú y Argentina en la final clasificatoria para las Olimpiadas de Tokio. El partido se estaba llevando a cabo en el Estadio Nacional, con un lleno total de 47 197 espectadores.

La selección de Argentina iba ganando uno a cero, cuando, seis minutos antes del final del partido, Perú marcó el empate a uno. En ese momento, el árbitro anuló el gol del empate. Estalló la rabia y varios aficionados saltaron al campo para agredir al árbitro. Los policías soltaron a los perros, quienes se enfrentaron a los seguidores locales.

Las aficiones empezaron a enfrentarse y la violencia escaló rápidamente, llegando a enfrentarse con palos y navajazos. La policía decidió arrojar gases lacrimógenos, provocando que la gente tratara de salir del estadio. Las puertas de la tribuna norte estaban cerradas, imposibilitando la salida de la gente, las que empezaron a pisarse una contra otra.

‘Yo ordené lanzar bombas lacrimógenas a las tribunas. No puedo precisar cuántas. Nunca imaginé las nefastas consecuencias’, diría más tarde el comandante de la policía Jorge de Azambuja, quien sería marcado como el culpable de la hecatombe siete años después, en septiembre de 1971.

Se desbordó un comportamiento vandálico por toda la ciudad. Cientos de personas que lograron salir ilesas, empezaron a saquear comercios, destrozar viviendas y asesinar a golpes a dos policías en las cercanos del estadio.

A raíz de este incidente, se reduzco la capacidad del estadio de 53 mil a 45 mil espectadores.

El informe del hospital Dos de Mayo indicó que el 90% de las víctimas murieron por asfixia.

El encuentro terminó siendo suspendido, dándole la victoria a Argentina 1-0. El campeonato clasificatorio fue, finalmente, suspendido.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

también puedes ver

Close
Close